¡Es mi esposo!

 
¡Es mi esposo!

Por más que se parezcan, le aseguro que no es el gorila que se escapó de su jaula. ¡Es mi esposo!

Fuente: http://elrechiste.blogspot.com.es/2014/05/0399-escape.html