Y entonces la puerta se abre