Wii-ja, vete a jugar con tus muertos