Vergüenza de tener una reina así