Una hora que llevo esperando la cerveza…