Un botín de valor incalculable. ¿Te imaginas cuál es?