Un Big Mac con patatas y Coca-Cola