¿Todo a mí me tiene que pasar?