Titanic ¿Podría tener un final feliz?