Solución para el ordenador pillado