Smartphones hace casi dos mil años