Rajoy viaja a Nueva York para vender la marca España