¿Por qué hacer yoga si puedo beber vodka?