Perros “sentados” en el interior de tazas