Pensé que teníamos algo especial