Otro problema de ser un T-Rex