Otra explicación a los pantalones caídos