¡Oh, Dios mío!

 
¡Oh, Dios mío!

Versión tostada del desayuno.

 

Fuente: Propia