No tengo ni idea de cómo salir de aquí