¡No hay tiempo de explicarlo!