Ninguna religión prohibe el desodorante