Murió por no contestar WhatsApp