Mira, ¡Un rico!