Mira el lado bueno… por lo menos tenemos trabajo.