Mientras tanto, en algún lugar en Rusia…