Más poderoso que su mismo rey