Los tiempos cambian

 
Los tiempos cambian

Y la forma de llevar los pantalones, también.


 

Deja tu comentario

 

Tu email no será público.