Los americanos nos llevan mucha ventaja