Lo normal: durmiendo sobre un caballo