Lo importante no es la cantidad, ¡Es la calidad!