Llegan las lentillas con joyas