Llamas a la puerta y te abre… ¡Un chihuahua!