Las mejores portadas de discos: Cornelis Vreeswijk