Las mejores portadas de discos: Closer to the savior