Las bananas ponen en precio a la cabeza de los Minions