¿La solución a las manifestaciones?