La punta del lápiz se rompe en dos…