La mejor fotobomba de la historia