La imagen que conmovió a Twitter