La felicidad es… no tener que colocar alarma