La atracción por los cables de la sillas