Jaimito, la vaca hace…