Indignadol, el medicamento que se ha agotado en España