Hay personas que nacieron para dibujar sonrisas