Hay gente que se la comen los tiburones