Estar “on fire” el día de tu cumpleaños, literalmente