Es la hora del baño, pequeño pug