¿Entonces por qué ese miedo a los ratones?