El gato duerme donde quiere