El deporte tiene sus riesgos